martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Museo Egizio, un museo sin precedentes

distance from your position km , mi
directions
Fundado a principios del siglo XIX en la onda de la moda de coleccionar momias y amuletos egipcios, hoy en día el Museo Egipcio es una estrella en el mundo de los museos. Para las Olimpiadas de Invierno de 2006 en Turín, fue renovado por el escenógrafo ganador del Oscar Dante Ferretti.

¿Conoces a Jean-François Champollion? Arqueólogo francés y egiptólogo, director de la sección egipcia del Museo del Louvre, es el hombre que en 1822 descifró el enigma de la antigua escritura egipcia a través de la Piedra de Rosetta. Bueno, al autoritario Champollion le debemos esta desafiante declaración: «El camino a Memphis y Tebas pasa por Turín». Y cuando dijo «Turín» se refería a su único y extraordinario Museo Egipcio, el primer museo egipcio del mundo por su fundación (1824), el segundo (¡después de El Cairo!) por su importancia y número de exhibiciones (alrededor de 40.000), el octavo museo italiano más visitado. Es tan conocido que en una clasificación elaborada por TripAdvisor ocupa el primer lugar entre los museos más populares de Italia, el noveno de Europa y el decimocuarto del mundo, y el periódico británico The Times lo ha incluido entre los 50 mejores museos del planeta.

A pesar de su antigua fundación y su ubicación histórica – el imponente Palazzo dell’Accademia delle Scienze del siglo XVII – es un museo extremadamente moderno en cuanto a su disposición y a la experiencia del visitante. Rediseñado por el escenógrafo ganador del Oscar Dante Ferretti, desde 2015 su itinerario museístico se divide en cuatro plantas, tres sobre el suelo y una subterránea, organizadas en orden cronológico, con un recorrido lineal de 2,5 km. Allí encontrarás momias, tumbas, papiros y todo lo relacionado con el antiguo Egipto (incluyendo animales disecados), desde el Paleolítico hasta la era Copta. ¿Nuestra recomendación? El área de restauración en el primer piso, que permite a los visitantes ser testigos de la restauración de momias animales en vivo.

Sigue soñando