jueves, agosto 18, 2022
jueves, agosto 18, 2022

El Valle de los Templos, el corazón griego de Sicilia

distance from your position km , mi
directions
El Valle de los Templos, uno de los sitios arqueológicos más extensos, representativos y mejor conservados de la civilización griega clásica en Italia, domina el paisaje circundante con elegancia y majestuosidad, entre las colinas de Sicilia y el mar azul.

En el imaginario común de Italia, además de espléndidos destinos costeros, deliciosa y variada cocina y paisajes de belleza única, Sicilia se asocia a menudo con los restos monumentales de los templos helénicos del Valle de los Templos, en la provincia de Agrigento. Este inmenso sitio arqueológico datado entre los siglos VI y II a.C., declarado en su totalidad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha encantado a lo largo de los siglos a escritores, filósofos y pintores como Goethe, Maupassant, Dumas, de Stael, Quasimodo y Pirandello.

La polis de Akragas, que se llama así por el río homónimo que baña el territorio, fue una de las principales ciudades del mundo antiguo, un importante centro urbano tanto económico como político. Guardián de una historia milenaria y testigo de la influencia de la dominación griega en el territorio siciliano, el Valle de los Templos serpentea entre las colinas y el mar, salpicado aquí y allá de almendros, olivares, viñas y maquis mediterráneos desde los que se revelan con majestuosa grandeza las siluetas de los templos en la distancia.

Una visita al Valle de los Templos significa dar un largo paseo entre columnas, capiteles, pero también templos majestuosos que han ganado la batalla contra el tiempo, permaneciendo en algunos casos casi intactos a lo largo de los siglos. De hecho, sus 1300 hectáreas de extensión contienen once templos dóricos dedicados a los principales dioses griegos, entre ellos Hera Lacinia, Atenea, Concordia, Heracles, Zeus Olimpio, Cástor y Pólux, Deméter, Isis, Asclepio y Hefesto.

Los amantes de la fotografía, pero también los que quieran admirar uno de los ejemplos mejor conservados de templo helénico, no pueden dejar de inmortalizar el Templo de la Concordia, que con sus 17 metros de altura domina la escena circundante. La toma se realzará aún más con la estatua del «Ícaro caído», del artista polaco Igor Mitoraj, que ofrece un contraste entre el arte antiguo y el moderno.

La llanura principal es también el escenario de tres santuarios y una gran concentración de necrópolis más recientes, que datan de los primeros tiempos cristianos, que se extienden hasta la desembocadura del río, donde se encontraban el puerto y el Emporion de la antigua ciudad. El Valle de los Templos alberga también el Museo Arqueológico Regional «Pietro Griffo» en el que se conservan más de 5688 hallazgos ordenados según un criterio cronológico desde la prehistoria hasta el final de la época grecorromana.

Sigue soñando