martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

El animado Salò, entre el ocio y la cultura

distance from your position km , mi
directions
Salò es una agradable ciudad salpicada de elegantes edificios de estilo Art Nouveau y ofrece una amplia gama de lugares y eventos históricos y culturales, así como un tranquilo paseo junto al lago.

Situada en el golfo del mismo nombre, en la orilla occidental del lago de Garda, la ciudad de Salò es más conocida por sus acontecimientos históricos: fue la capital de la Magnifica Patria durante la dominación veneciana y la sede de numerosos ministerios del gobierno fascista durante la Segunda Guerra Mundial. El elegante casco antiguo es un laberinto de calles estrechas, plazas llenas de vida, elegantes residencias y palacios de gran valor histórico y artístico, como el Palazzo della Magnifica Patria, del siglo XVI, actual sede del municipio, reconstruido tras dos violentos terremotos, y el adyacente Palazzo del Podestá, unido por un pórtico con interesantes frescos y antiguos escudos. También merece la pena visitar la catedral del siglo XV, de estilo gótico tardío, enriquecida a lo largo de los siglos con importantes obras de arte.

Inaugurado en junio de 2015, el MuSa, el nuevo museo de historia moderna y contemporánea, también contribuye a la oferta cultural de la ciudad del lago de Garda. Ubicado en los espacios de la antigua iglesia de Santa Giustina, el museo cuenta, entre otras cosas, con una interesante colección de dibujos sobre papel de autores como Lucio Fontana, Salvatore Garau, Emilio Vedova y Filippo de Pisis. Además, en los alrededores de Salò, cerca del pueblo de Gardone Riviera, se encuentra uno de los edificios más interesantes, desde el punto de vista histórico y cultural, de todo el lago. Hablamos del Vittoriale degli Italiani, un conjunto monumental encargado por el poeta Gabriele d’Annunzio y considerado una especie de compendio natural de su obra literaria. El Vittoriale incluye la última casa de D’Annunzio, repleta de obras de arte y recuerdos de valor incalculable, y un vasto jardín con calles, plazas, canales, un teatro al aire libre y un barco de la Primera Guerra Mundial. Es uno de los museos más visitados de Italia, y cada verano pone en escena una de las mejores revisiones musicales y teatrales de Italia.

Pero la oferta turística de la animada Salò no se detiene aquí: también los amantes de los deportes al aire libre pueden entregarse a itinerarios por las colinas que rodean la zona o a lo largo del paseo del lago que sigue el perfil del golfo, salpicado de heladerías, bares y discotecas de todo tipo. La orilla que va de Salò a Brescia, además, está repleta de deliciosas playitas, casi todas gratuitas, que ofrecen la posibilidad de tomar el sol, beber algo o, por qué no, zambullirse en las claras aguas del lago.

Sigue soñando