jueves, julio 7, 2022
jueves, julio 7, 2022

Cernobbio, encanto principesco

distance from your position km , mi
directions
Situada en un entorno excepcional, entre el azul del lago y el verde de los parques centenarios que la rodean, Cernobbio es una encantadora ciudad salpicada de villas históricas, monumentos y residencias de personalidades de renombre internacional.

En la orilla occidental del lago de Como, a poca distancia del propio Como, en el pasado la ciudad de Cernobbio se consideraba un destino de vacaciones para las familias aristocráticas y la realeza desde la época romana. Incluso hoy en día, sigue siendo el destino perfecto para disfrutar de un descanso exclusivo. La presencia del lago y del cercano monte Bisbino, un verdadero paraíso para los amantes del senderismo y las caminatas, garantiza a Cernobbio un clima suave casi todo el año, mientras que sus impresionantes vistas le han valido los elogios de artistas, músicos y escritores.

El corazón de la ciudad es la Piazza del Risorgimento, del siglo XX, el lugar ideal para pasear o tomar una copa con vistas al lago en uno de los muchos bares y restaurantes. Desde el Imbarcadero della Navigazione, una joya del Art Nouveau local que domina la plaza, parten barcos hacia todas las principales ciudades del lago, como Bellagio, Como, Lecco, Varenna, Menaggio, hasta las orillas de Colico en Valtellina. Aunque el casco antiguo, con sus pequeñas tiendas de artesanía y elegantes boutiques, es el custodio de obras maestras de la arquitectura, como el antiguo Santuario de San Vincenzo, con su característica fachada barroca, o la íntima Iglesia de Santa Maria delle Grazie, con su blanco campanario, Cernobbio es más conocido por las hermosas villas aristocráticas que salpican las orillas del lago desde el Renacimiento.

La ciudad también ha pasado al palmarés de la jet-set por la presencia de villas propiedad de personalidades como George Clooney y residencias que han sido protagonistas de platós de cine de directores como Alfred Hitchcock, o Luchino Visconti. Tanto desde la carretera panorámica que recorre el lago, como desde el agua, a bordo de un barco o un transbordador, se puede admirar la belleza, combinada con la fascinante alternancia de bosques, parques bien cuidados y pequeños puertos para embarcaciones. Entre las residencias más famosas se encuentran Villa d’Este y Villa Erba, ambas convertidas en hoteles de lujo y a menudo sede de eventos de alto nivel relacionados con el mundo del motor y la moda, así como de conferencias de renombre internacional. Si la Villa d’Este, del siglo XVI, que en el siglo XIX fue la casa de Carolina de Brunswick, princesa de Gales, impresiona por su aspecto principesco y su piscina que flota sobre las aguas del lago, Villa Erba -la casa de la infancia de Luchino Visconti- es un remanso de silencio rodeado de vegetación. En el interior, además de un gran parque con setos y árboles centenarios, hay frescos, techos con incrustaciones y varias joyas arquitectónicas del siglo XIX.

A poca distancia, a la que se llega dando un paseo por la orilla del lago, se encuentra la Villa Bernasconi, una residencia de estilo liberty que perteneció a la familia de comerciantes de seda Bernasconi, cuya presencia todavía queda atestiguada por los frescos que representan el ciclo vital del gusano de seda. Sus espacios albergan ahora la casa-museo del mismo nombre, que acoge una colección permanente y eventos temporales. Un poco más allá, la hermosa Villa Pizzo es uno de los destinos preferidos para celebrar suntuosas bodas, pero claro, no es económico.

Sigue soñando