martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Como, suspendida entre la belleza natural y la ciencia

distance from your position km , mi
directions
Custodia de numerosas obras de arte, como iglesias, jardines, museos, teatros, parques y palacios, Como es una atractiva ciudad situada estratégicamente entre el lago de Como y los Alpes. El destino perfecto para un viaje fuera de la ciudad.

A tan sólo una hora en tren de Milán, situada en el lado suroeste del lago de Como, Como es una pequeña ciudad en la que las principales atracciones están muy cerca unas de otras. La ciudad, además de por su belleza, es conocida por ser el lugar de nacimiento de numerosas personalidades de prestigio, como los escritores Plinio el Viejo y Plinio el Joven, el Papa Inocencio XI, el científico Alessandro Volta, al que la ciudad ha rendido homenaje en varias ocasiones con estatuas y monumentos, y Cósima Liszt, segunda esposa de Richard Wagner.

Para descubrir Como en su máxima expresión, saliendo de la estación de Como Lago, llegue al centro de la ciudad, en Piazza Volta. Aquí, durante el periodo navideño, se pueden encontrar puestos en los que comprar adornos hechos a mano, productos locales y delicias dulces y saladas. En el centro de la plaza, llena de bares, restaurantes y tiendas, la estatua de Alessandro Volta, creada por Pompeo Marchesi, domina la escena. Desde aquí se puede pasear por el centro para ir de compras o para comer algo, incluyendo platos de pescado del lago como el risotto con perca o con lavaret y la polenta acompañada de queso o carne. En el centro, encontrará algunos de los monumentos más importantes de la ciudad, como el Broletto, antigua sede del Ayuntamiento de Como en la época medieval, fácilmente reconocible por su fachada de mármol blanco, rojo y negro, y el Teatro Sociale. También a poca distancia, planifique una visita a la Catedral de Santa María Assunta, el Duomo de Como. Tras una fachada de estilo gótico tardío, el interior alberga preciosos tapices y pinturas del siglo XVI. Alejándose un poco más del lago también se puede admirar la Basílica de Sant’Abbondio con sus característicos dos campanarios.

Partiendo del lado izquierdo del frente del lago, en un agradable paseo, se llega a los geométricos y cuidados jardines públicos que anticipan el Tempio Voltiano. Dentro de esta elegante estructura neoclásica que celebra el genio de Alessandro Volta -inventor de la pila y descubridor del gas metano- se conservan los instrumentos utilizados por el científico y documentos sobre su vida. Un poco más adelante, el monumento a los caídos de la Primera Guerra Mundial sorprende por su altura. Esta impresionante torre de granito de 30 metros de altura es accesible al público y desde su cima se puede disfrutar de una magnífica vista panorámica de la ciudad y el lago. Desde aquí también se puede pasear por el muelle que lleva a la escultura metálica «Life Electric» de Daniel Libeskind en medio del agua, que es otro homenaje a los inventos de Volta. Sin embargo, Como también satisface a los amantes de las villas de época. Un poco más adelante, de hecho, se encuentra la Villa Olmo, del siglo XVIII, de estilo neoclásico, con estatuas y fuentes y rodeada de un gran jardín italiano. La villa, que en su día fue una residencia aristocrática que acogió a reyes y emperadores entre los siglos XIX y XX, es hoy sede de exposiciones y eventos tras importantes obras de restauración.

En cambio, si se desplaza al otro lado del frente del lago podrá llegar al funicular que conecta Como con Brunate, un pequeño pueblo situado un poco más arriba de la ciudad y salpicado de villas eclécticas y de estilo Art Nouveau, desde el que podrá disfrutar de una de las vistas más hermosas del lago. No se preocupe si sufre de vértigo, también puede llegar en coche o, si se siente deportista, a pie con una larga caminata cuesta arriba.

Sigue soñando